Viernes, 14 Mayo 2021 | Acceso abonados

La destrucción como base de la revolución

Es necesario salir a la calle, pero no para celebrar el fin del estado de alarma, sino para demostrarle a este gobierno que no lo queremos. Pero que no lo queremos no por que diga que es representante del socialismo, sino sencillamente porque es destructivo. Al ciudadano el socialismo o el conservadurismo le da igual, lo que no le da igual es la destrucción sistemática de todo cuanto produce e influye en la existencia del estado del bienestar social.

Independientemente del carácter sectario con que obra este gobierno con todo lo que no sea su pensamiento cosa preocupante y que conduce a un país que no reaccione a una dictadura, ahora pretenden acabar con los autónomos ya que representan el símbolo de la iniciativa comercial y empresarial. Es más yo diría que el autónomo es el reflejo de que en una sociedad existe una riqueza distributiva y no una riqueza acumulativa.

Pretenden someterlo. ¡Que someterlo! Lo que quieren es acabar con los autónomos. En la reforma que este gobierno ha enviado a la CEOE el autónomo deberá pagar desde su inicio de su actividad en función de sus ingresos, PERO se inicia el pago de la cuota con la friolera de doscientos euros (200€) por ingresar un mínimo de tres mil euros. Es decir, que ingrese lo que ingrese pagara desde el principio esa cantidad. Hay más. La cuota sigue subiendo e incluso cuando el autónomo no gane el equivalente al salario mínimo interprofesional pagara la cantidad de doscientos sesenta euros (260€).

Si esto sale adelante este gobierno se habrá cargado l figura del autónomo que es la alegría económica y social de nuestra sociedad. No digamos en la situación social y económica que se avecina. Es un detalle más de este gobierno social comunista que hace de la ruina y el caos legal su camino hacia la dictadura que la podríamos definir como social capitalista ya que la envuelven en un espíritu social para quedarse con el capital.

Hemos de salir pacíficamente a la calle. Hemos de recordarle en las próximas elecciones los desfalcos cometidos por quienes en nombre de la libertad, la igualdad, el feminismo y el estado del bienestar social han usado dinero público para desmanes personales y de amigos. Hemos de recordar los diversos procedimientos judiciales que existen contra miembros del anterior gobierno socialista. No podemos caer en olvidar algo tan reciente y que ha sido tan perjudicial para los andaluces como el despilfarro del dinero de los cursos de formación y el destinado a los desempleados. Novecientos ochenta y cinco mil ciento setenta y nueve parados andaluces a día de hoy (985.179).

Cortemos en Andalucía el "yo sí pero tu mas", y hagamos saber a los políticos que quien se lleva el dinero de los andaluces le va a costar trabajo volver a gobernar.

Autor

Fernando Guerrero

Fernando Guerrero

Ensayista

Esta web utiliza 'cookies'

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. En el siguiente enlace podrá consultar cómo puede cambiar la configuración u obtener más información. Saber más

Acepto