Miércoles, 11 Diciembre 2019 | Acceso abonados
I Gala del Premio de Emprendimiento Social La Noria./ Diputación de Málaga I Gala del Premio de Emprendimiento Social La Noria./ Diputación de Málaga

Este galardón reconoce sus actividades por generar un impacto positivo en la sociedad

La Diputación de Málaga premia el emprendimiento social de Adaptalia, Habi Diseño Accesible y Rustic Experience Destacado

MÁLAGA - La Diputación de Málaga ha celebrado hoy la I Gala del Premio de Emprendimiento Social La Noria en el Auditorio Edgar Neville de la institución (c/Pacífico). Con este premio, La Noria busca reconocer las iniciativas y a los emprendedores que, con su actividad, además de crear valor económico, generan un impacto positivo en la sociedad.

La vicepresidenta cuarta y diputada de Innovación Social y Despoblamiento, Natacha Rivas, ha explicado la importante apuesta de la Diputación y La Noria por el emprendimiento social como herramienta para el desarrollo económico de los municipios, y ha animado a las entidades privadas a apostar por el valor añadido de estos emprendedores.

Además, ha informado de que el I Premio de Emprendimiento Social La Noria es un paso más por parte de la institución provincial, pues se trata un premio pionero en Andalucía de estas características de la mano de una administración pública, y que además permitirá su réplica a escala de buenas prácticas de emprendimiento social en la provincia de Málaga.

En la gala también ha participado la delegada territorial de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo y Economía de la Junta de Andalucía, Carmen Sánchez; de la concejala delegada del Área de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Málaga, Ruth Sarabia, y el vicerrector de Innovación Social y Emprendimiento de la Universidad de Málaga, Rafael Ventura.

La Diputación, con esta convocatoria, ha otorgado hoy tres premios que suman un total de 10.000 euros. El ganador percibirá 5.000 euros, el segundo 3.000 euros y el tercero 2.000 euros.

Rivas ha explicado que el premio busca contribuir al reconocimiento, visibilidad y promoción de empresas creativas, innovadoras con potencial para crecer, crear empleo, impulsar el emprendimiento social y generar riqueza. De esta forma, a través de la gala se da a conocer a la sociedad la importancia de este emprendimiento como modelo empresarial, económico y socialmente rentable.

Los ganadores

El primer premio ha recaído en Adaptalia. El proyecto con sede en Málaga liderado por Eva Naranjo es una tienda online con un amplio catálogo de artículos donde se ofrece la venta y desarrollo de ayudas técnicas y adaptaciones para personas con diversidad funcional. En esta podemos encontrar desde calzado adaptado, artículos de estimulación de los sentidos, y servicios profesionales como logopedia, terapia ocupacional o fisioterapia, entre otros.

En segundo lugar, se ha seleccionado a Habi Diseño Accesible, S.L., de Lourdes Domínguez y Alberto Cruz. Esta iniciativa con sede en el municipio de Campillos, es un estudio de diseño de espacios enfocado a las soluciones que mejoran la vida de personas con necesidades especiales. Ofrece servicios como la eliminación de barreras en el entorno, diseños para la accesibilidad o soluciones para la autonomía.

En tercer lugar, Rustic Experience Andalucia S.L.U., es un proyecto impulsado por Miguel Ángel Herrera, chef de Ronda con restaurante, escuela de hostelería 'El Golimbreo', food-track y catering. Éste plantea la integración de las personas con diversidad funcional y en riesgo de exclusión social en todos los ámbitos y servicios de su proyecto.

De entre las 27 candidaturas presentadas al I Premio de Emprendimiento Social La Noria, han sido seleccionados como finalistas ocho proyectos.

Entre los finalistas, a los que se les ha entregado un reconocimiento en la gala, se encuentran los proyectos de Firstcall, todos podemos ayudar para salvar una vida; El mercado del pescado, Proyecto Pangea Gestión, La Cuchara Verde Positive Food y Benalauguía, emoturismo de proximidad.

El I Premio de Emprendimiento Social La Noria busca impulsar este modelo de negocio, ya que, según el Informe Especial del Global Entrepeneurship Monitor, en España solo un 0,5% de la población activa está involucrada en tareas de emprendimiento social, frente a más del 2% de Estados Unidos, Finlandia o Reino Unido.

Además, aunque el número de entidades sociales creadas en el país ha aumentado considerablemente, aún nos situamos por debajo de la media europea y apenas el 0,9% de las empresas han incluido en su ADN el emprendimiento social.

En relación a estos datos, Rivas, ha indicado "la importancia de que se impulsen iniciativas como esta para que Málaga se posicione a la cabeza de la innovación y emprendimiento social y lograr que sea en España el epicentro de este cambio".

La diputada ha señalado que la concesión de este premio supone un paso más por parte de la institución provincial en su labor de apoyo a las iniciativas de innovación social, es un premio pionero en Andalucía de estas características de la mano de la administración pública.

Ashoka comparte su experiencia

La gala también ha contado con la participación de Ashoka, la mayor red internacional de emprendedores sociales a cargo de Kenny Clewett, quien ha contado su actividad y caso práctico en el sector. Ashoka está entre las top 5 ONGs del planeta. De hecho, su fundador, Bill Drayton, fue Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en 2011.

Kenny Clewett, lidera las aceleradoras de soluciones en ocho países europeos, y en España, dirige los procesos de estrategia y medición de impacto de Ashoka.

Como demostración de que el emprendimiento social puede llevarse a cabo desde los más variados sectores, el acto ha contado con la pieza artística de Marina Miguélez y de su compañía profesional de danza contemporánea Dance Craft, cuyas creaciones buscan siempre la conexión profunda con el público para, a través del arte, compartir siempre un mensaje social.

Escultura I Premio Emprendimiento Social La Noria

El primer Premio de Emprendimiento Social está representado por una obra del artista jienense y malagueño de adopción, Antonio Suárez Chamorro.

Según explica el autor, "la escultura de bronce está compuesta por unos anteojos que miran a un mundo no redondo sino cuadrado y donde unos de los visores tampoco es plano sino curvado. De esta forma representa la necesidad de observar y ver el mundo de forma distinta, añadir una nueva visión creativa para avanzar y adaptarnos a los nuevos desafíos a través de nuevas ideas creativas como la innovación social".

Esta web utiliza 'cookies'

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. En el siguiente enlace podrá consultar cómo puede cambiar la configuración u obtener más información. Saber más

Acepto