Miércoles, 24 Octubre 2018 | Acceso abonados
Francisco de la Torre y Carlos Conde presentan la nueva ordenanza fiscal. Francisco de la Torre y Carlos Conde presentan la nueva ordenanza fiscal.

Congelación de impuestos

El Ayuntamiento incrementa los beneficios fiscales para los malagueños en 2019 Destacado

MÁLAGA.- La Junta de Gobierno Local ha aprobado este viernes los anteproyectos de reforma de ordenanzas fiscales y precios públicos del Ayuntamiento de Málaga para el próximo año, así como la modificación de algunos artículos de la Ordenanza General de Gestión, Inspección y Recaudación de Ingresos de Derecho Público para aumentar aún más la transparencia en la fiscalidad y ofrecer mayores facilidades a los malagueños.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el concejal de Economía y Hacienda, Carlos Conde, han anunciado que el Ayuntamiento volverá a congelar sus impuestos y precios públicos en 2019 como viene haciendo de forma consecutiva desde el año 2009 e incrementará los beneficios fiscales para los malagueños el próximo ejercicio, en el marco de su compromiso para mantener una política fiscal moderada. Además, han recordado que estas nuevas ordenanzas afianzan las bonificaciones al pago del IBI que el Ayuntamiento, de forma potestativa, ha venido otorgando a las familias malagueñas durante los últimos 17 años.

El alcalde ha resaltado que el próximo ejercicio el Consistorio dejará de ingresar y por tanto, se quedarán en los bolsillos de los malagueños aproximadamente unos 20 millones de euros de acuerdo a los datos de Gestrisam. En este sentido ha subrayado que "esta política de moderación fiscal evidencia el interés municipal por proteger a las personas, familias y colectivos más vulnerables socialmente para que nadie se quede atrás, así como de favorecer la reactivación económica y el empleo en la ciudad de Málaga".

Asimismo, ha subrayado que el Ayuntamiento es un referente nacional en ayudas al pago del IBI y ha sido pionero en este tipo de medidas, siendo además uno de los pocos municipios que ha mantenido estas bonificaciones durante los años de crisis económica y que las conserva anualmente, a diferencia de municipios cercanos que carecen de ellas.

En lo que respecta a la Ordenanza Nº 5 relativa al Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de naturaleza urbana, el Ayuntamiento de Málaga mejorará en el caso de las plusvalías mortis causa las condiciones de acceso a las bonificaciones; en concreto, la propuesta aprobada plantea reducir de 2 años a 1 el requisito de convivencia con la persona fallecida para ser beneficiario/a y flexibiliza las casuísticas para acreditar dicho requisito haciendo una interpretación más favorable para los contribuyentes.

Además, se reduce a dos años en todos los casos el período mínimo de permanencia de la posesión del inmueble adquirido. Hasta ahora, para disfrutar de la bonificación máxima en función al nivel de rentas, se exigía una permanencia mínima de 4 años en la posesión de bien adquirido.

En concreto, se entiende que también resulta extensible la bonificación a aquellos casos en los que ha existido un internamiento del fallecido o sus herederos en centros asistenciales o se ha producido una convivencia efectiva entre ambos por motivos médicos o asistenciales aunque no se haya formalizado a través del padrón de habitantes.

Con todo ello y pese a que el Ayuntamiento continúa esperando la anunciada modificación legal de este impuesto por parte del Gobierno Central para contemplar adecuadamente las transmisiones con pérdidas, el Consistorio realizará un esfuerzo económico con estas nuevas bonificaciones de modo que unas 600 familias nuevas al año serán perceptoras de beneficios fiscales en la plusvalía. En este sentido, cabe recordar que el Ayuntamiento de Málaga a través de Gestrisam ha ayudado desde el año 2013 a más de 7.900 familias con un importe total bonificado de 7 millones de euros en plusvalías mortis causa.

La bonificación potestativa en plusvalías mortis causa será, en todo caso, del 95% de la cuota íntegra cuando los ingresos totales de la persona beneficiaria y de las personas consideradas en la convivencia, excluyendo los del fallecido, sean o no familiares, no excedan del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) anual vigente para 14 pagas multiplicado por 1,7.

En los demás casos, se aplicaría la siguiente escala de bonificaciones:

- Viviendas de valor catastral inferior a 100.000 €: 95%
- Viviendas con valor catastral comprendido entre 100.000 y 150.000 €: 80%
- Viviendas con valor catastral comprendido entre 150.000'01 y 200.000 €: 70%
- Viviendas con valor catastral comprendido entre 200.000'01 y 250.000€: 50 %
- Viviendas con valor catastral superior a 250.000€: 25 %

Esta web utiliza 'cookies'

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. En el siguiente enlace podrá consultar cómo puede cambiar la configuración u obtener más información. Saber más

Acepto