Jueves, 15 Noviembre 2018 | Acceso abonados
Eduardo Zorrilla y Remedios Ramos con personas con problemas de movilidad. Eduardo Zorrilla y Remedios Ramos con personas con problemas de movilidad.

Parálisis tras dos años

Málaga Para la Gente exige el cumplimiento de una moción aprobada de ayuda a personas con movilidad reducida Destacado

MÁLAGA.- Málaga para la Gente y colectivos de personas con movilidad reducida y usuarios de carriles bici han reclamado este miércoles al equipo de gobierno que cumpla su propia moción e implante medidas para hacer una ciudad accesible.

Los concejales de IU-MPG, Eduardo Zorrilla y Remedios Ramos, representantes de la asociación Ruedas Redondas y de la Agrupación de Desarrollo, Málaga Accesible han ofrecido esta mañana una rueda de prensa para presentar la iniciativa que este grupo político defenderá en la próxima comisión de Urbanismo y Movilidad para la mejora de la accesibilidad en Málaga hasta implantar las "Barreras Cero" (se adjunta)

La comparecencia ante los medios ha tenido lugar en la finalización del carril bici que llega hasta el Rectorado, y que acaba abruptamente, para escenificar esos problemas de movilidad de muchos sectores de la población.

Zorrilla ha explicado que en septiembre de 2016 el PP presentó con carácter de urgencia y le fue aprobada una moción con la que destacaba la importancia de garantizar a todas las personas una ciudad accesible y en ese sentido en cumplir los preceptos que se recogen en la propia ley de Derechos de las Personas con Discapacidad. Siguiendo ese reconocimiento, el PP propuso en su moción que las personas con movilidad reducida tuvieran derecho reconocido al uso de carriles bici en sillas de ruedas y eléctricas. En la misma iniciativa se daba un plazo de tres meses a la Comisión de Movilidad para que incluyera en las ordenanzas municipales ese derecho.

Sin embargo, han pasado más de dos años y el PP no ha cumplido su propia moción. Zorrilla afirma que lo que ocurre en realidad es que el equipo de gobierno local sigue incumpliendo muchos preceptos de la Ley de Derechos de las Personas con Discapacidad, consiguiendo que hechos excepcionales se conviertan en regla

Así, el edil de IU recuerda que hay miles de establecimientos públicos en la ciudad que siguen sin ser accesibles, y que, si bien muchos abrieron antes de que la ley lo estableciera, otros muchos lo han hecho después y siguen teniendo el mismo problema.
La razón es que el cambio de ordenanzas puesto en marcha por el PP establece la llamada declaración jurada del solicitante, sin necesidad de tener cubiertos los requisitos. A lo que se le añade que el escaso número de inspectores hace imposible comprobar tales hechos de manera oficial.

Zorrilla también ha hablado de la necesidad de que completar la flota de autobuses municipales con doble rampa, así como la formación de los conductores para garantizar el derecho del disfrute del servicio público a todas las personas, independientemente de su grado de movilidad.

En la rueda de prensa había usuarios de los carriles bici que muestran así su total apoyo a compartir éstos con personas en sillas de rueda, aunque, reseñó Zorrilla, otra cosa es la necesidad de acondicionarlos, ya que "son tercermundistas". El concejal aseguró que incumplen el convenio del Plan Andaluz de la Bicicleta y que el Ayuntamiento lo hace escudado en que la Junta de Andalucía no cumple su parte. "Y así tenemos de los peores carriles de capitales de provincia de España"

Por su parte Alonso González, en nombre de Ruedas Redondas defendió el uso compartido de dichos carriles, recordando que mientras los usuarios de la bicicleta pueden circular sin problemas por la calzada, no ocurre lo mismo con la silla de ruedas.
También ha lamentado el estado de los carriles bici y su falta de desarrollo, recordando que el que acaba frente al Rectorado lleva así diez años.

Alfredo de Pablo, coordinador general de Málaga Accesible, ha señalado que el colectivo se siente totalmente discriminado por el Ayuntamiento, que utiliza uno de los pocos derechos que tienen para volverlo en su contra. Esta discriminación se refleja en que la flota de autobuses sigue sin completar la doble rampa o que dos de cada tres locales públicos sean inaccesibles. "No es ya que sean ilegales, es que nos discriminan".

Esta web utiliza 'cookies'

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. En el siguiente enlace podrá consultar cómo puede cambiar la configuración u obtener más información. Saber más

Acepto