Lunes, 18 Febrero 2019 | Acceso abonados

Váyase, Sr. Sánchez

Llegó por la puerta de atrás. Como pavo real desplego los ochenta y cuatro escaños en el Congreso de los Diputados y asintió a cuanto le pidieron en aquel momento aquellos con quienes se asoció. Pensó que el despliegue y el asentimiento le otorgarían un poder deseado desde el momento en que en su primer cara a cara con el Sr. Rajoy le llamo indecente. Después vinieron los hechos. No cejo hasta conseguir el poder. El Sr. Rajoy y su gobierno fallaron y usted vio la oportunidad de oro.

El único representante de la oposición que teniendo su partido el peor resultado electoral en la historia de nuestra democracia iba a conseguir el poder a toda costa. Se olvido del adjetivo indecente dirigido al Sr. Rajoy y empezó a caminar junto con sus socios. Formo un gobierno con miembros que, lejos de tener un sentido claro del bien común, lo que tenían claro es tener sociedades patrimoniales para pagar menos impuestos. Negocio con partidos democráticamente constituidos que unos pretenden la ruptura de España y otros el establecimiento de directrices comunistas que en nada favorecen al bien común ni a nuestro país. Como banderín de enganche utópico y progresista enarbola la exhumación de los restos del anterior jefe de estado, que a nadie más que a usted y unos cuantos les importa.

En este empeño ignora la existencia de un estado de derecho donde las normas hay que cumplirlas. Ignora el tratado internacional firmado con el estado de la Santa Sede, repito Estado de la Santa Sede, no con los curas, en el que se establecen unos acuerdos que usted pretende incumplir.

Parece que las malas compañías en esta legislatura le han contagiado el sentido inapropiado de estado de derecho. La prevaricación ha sido continua, no caiga usted en lo mismo. Solo la soberbia, el orgullo, la vanidad y el no haber conseguido nada para nuestro país le puede jugar la mala pasada de tratar de continuar en el gobierno de cualquier manera. No piense que el pueblo español tiene las ideas contaminadas, pues todo lo que no sea convocar elecciones y ganarlas será un cumulo de fracasos en los que solo se perjudicara al pueblo español.

 

Autor

Fernando Guerrero

Fernando Guerrero

Ensayista

Esta web utiliza 'cookies'

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. En el siguiente enlace podrá consultar cómo puede cambiar la configuración u obtener más información. Saber más

Acepto