Viernes, 21 Septiembre 2018 | Acceso abonados

El socialismo sale caro a los malagueños

Susana Díaz subirá los impuestos el año que viene de manera indiscriminada y desproporcionada. Y quiero poner el acento en estos dos conceptos porque la Presidenta de la Junta de Andalucía, posiblemente con la connivencia de Ciudadanos en el Parlamento, ha maquinado a escondidas del resto de la cámara parlamentaria un aumento de la presión fiscal pero sólo, curiosamente, para malagueños y almerienses.

La señora Díaz, pese a sus intentos de ocultar las verdaderas maneras del socialismo con propaganda oficialista, ha vuelto a dejar al descubierto que sus intenciones para 2019 son las de sablear a las dos únicas capitales andaluzas gobernadas por el Partido Popular, Málaga y Almería, con una subida de los impuestos autonómicos ligados a la vivienda. Dicho de otra manera, las personas que vendan un inmueble o lo reciban en herencia o donación se verán obligadas a pagar a la Junta de Andalucía una cantidad mucho mayor que en este 2018. Y es que los socialistas por cuarto año consecutivo nos van a incrementar el coeficiente que aplican al valor catastral para que la base imponible de estos impuestos sea todavía más alta en Málaga, lo sorprendente es que en el resto de capitales de Andalucía estos coeficientes bajarán, salvo en Almería. Es profundamente injusto subir la presión fiscal de esta forma, y más si cabe, hacerlo con este insultante agravio.

Sí, el mismo socialismo incompatible con la moderación fiscal, el mismo que ahora nos amenaza con un atraco a mano armada al bolsillo de los malagueños. El gobierno agotado de Susana Díaz quiere saquear otra vez a la provincia que más aporta al erario público andaluz y la que, a cambio, recibe menos inversiones. Como malagueño me duele que la Junta de Andalucía nos condene nuevamente a una presión fiscal superior que a la del resto de nuestro vecinos. Los andaluces y en especial los malagueños estamos sometidos a un auténtico infierno fiscal en la comunidad autónoma en la que más impuestos se paga de toda España.

A los socialistas les molesta que Málaga sea pujante, emprendedora e innovadora. Al socialismo le incomoda que nuestra provincia sea la locomotora económica de la comunidad autónoma y a Susana Díaz, solo le interesamos para recaudar fondos con los que saldar sus deudas y mantener su despilfarro en Andalucía. Un PSOE que viene a hacer caja de la actividad y el dinamismo de Málaga.

Y nos preocupa porque lo peor está por llegar. De momento la economía española se ha desacelerado, mientras, el presidente Pedro Sánchez con la que fue consejera de la hacienda pública andaluza y ahora ministra, nos anuncian: más impuestos, más deuda y más gasto en nuestro país. Un golpe tributario a todos los españoles y la demostrada mala política económica del Partido Socialista de la que solo nos cabe esperar unos malos resultados. En definitiva, el socialismo nos sale caro, muy caro.

 

Autor

Carlos Conde

Carlos Conde

Vicesecretario de Economía y Sectores Productivos del Partido Popular de Málaga

Esta web utiliza 'cookies'

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. En el siguiente enlace podrá consultar cómo puede cambiar la configuración u obtener más información. Saber más

Acepto