Viernes, 22 Enero 2021 | Acceso abonados

El caos como medio

El significado de la palabra caos está perfectamente definido en nuestro diccionario de la Real Academia: 1. m. Estado amorfo e indefinido que se supone anterior a la ordenación del cosmos. 2. m. Confusión, desorden.

La llegada al poder del avenido presidente Sánchez junto con su escudero Iglesias solo tiene como objetivo hacer creer a los ciudadanos que antes de su llegada, escenificada con ese abrazo de Sánchez a Iglesias, tras haberlo negado una y otra vez por activa y por pasiva, no había nada. Lo anterior no vale, nosotros vamos a construir un nuevo orden social.

Y se ponen manos a la obra.
Lo primero atacar, injuriar y destruir aquello de lo que más orgulloso se siente el pueblo español. La Constitución Española de 1978. Hay que tener en cuenta que si bien ellos gobiernan en coalición, no quiere decir eso que su ideología represente a la mayoría de los españoles. La demostración de que su ideología representa a la mayoría de los españoles se produciría si Sánchez o su escudero Iglesias validaran en unas próximas elecciones una mayoría superior a la que en la actualidad tienen. En ese caso, quienes hayamos escrito contenidos como este nos veríamos en la obligación de exiliarnos.

Para ello inician una campaña de desprestigio refiriéndose a la Constitución como representativa del régimen del 78, continuador del régimen franquista. La equiparación tiene como finalidad la de equiparar la Constitución a la dictadura de Franco. De esta manera se trata de desprestigiar los esfuerzos y contenido de una Constitución que ha permitido el paso de un régimen dictatorial a una democracia de manera ejemplar. Llegan, incluso al estudio de la discriminación sexista que pueda existir en la Constitución. Insisten en el acoso a la Monarquía Parlamentaria y continúan con la separación de poderes para intentar hacerlos un solo poder ideológico.

Miran a los últimos cuarenta años con miedo. Se sienten incapaces de gobernar con el mismo temple y respeto. Sienten que es preciso destruirlo. Piensan que la destrucción del pasado les facilita la implantación ideológica que pretenden.
Carecen de un proyecto incluyente social. Lo están demostrando al extrapolar cualquier situación política. Es significativo que hablen de extrema derecha, y no de extrema izquierda, cuando en realidad es la extrema y anti constitucionalista izquierda la que está sentada en el gobierno y mantiene al avenido presidente en la poltrona.

Para mantenerse en el poder no les importa someter a la ciudadanía en el mayor caos posible. La demostración de la gestión de la pandemia así lo está demostrando. Piensan que la mentira, por ejemplo, en el número de muertos les protege frente a la reacción de los ciudadanos sin pensar que la mentira se vuelve con más fuerza contra quien la practica.

Del pasado no quieren oír hablar. Del presente, tampoco ya que lo tienen asegurado. Pero del futuro hay algo que les inquieta: unas próximas elecciones. Y en este sentido hay que sospechar que los chanchullos destapados en las elecciones del escudero Iglesias pueden servir de ensayo para un pucherazo electoral en unas próximas elecciones generales. Hay que recordar que ya en las elecciones del 36 el Frente Popular se hace con el poder mediante la manipulación de actas electorales. Pero no se preocupen que desde ahora a unas próximas elecciones generales algo se inventaran para socavar la libertad de libre elección para que la voluntad popular manifestada en las urnas no les pueda apartar de las poltronas que ocupan.

El caos como medio para implantar una república dictatorial.

Autor

Fernando Guerrero

Fernando Guerrero

Ensayista

Esta web utiliza 'cookies'

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. En el siguiente enlace podrá consultar cómo puede cambiar la configuración u obtener más información. Saber más

Acepto