Sábado, 18 Septiembre 2021 | Acceso abonados

Lo peor que tiene España

Es el actual gobierno presidido por Pedro Sánchez. La legalidad no es discutible ya que nace de unas votaciones democráticas, pero la permanencia sí que puede ser discutida. Centrado en destruir el pasado desde la exhumación de los restos de los enterrados en el Valle de los Caídos, pasando por el silencio ante la amenaza de destruir el símbolo cristiano más alto de Europa y continuando por una revisión de género de todo cuanto se les ocurre, este gobierno lo único que ha hecho desde antes de llegar al poder es mentir y tratar de destruir.

Mintió con su doctorado. Mintió con sus promesas electorales, mintió con la pandemia y lo más asombroso es que continúa mintiendo día tras día.
¿Se sabe algo del montaje de las balas? Y del reciente montaje homófobo, casualmente, en la comunidad de Madrid.

Quieren desprestigiar de cualquier manera todo lo que no sea su pensamiento. Y cuál es su pensamiento: la destrucción de España. Pensamos que la destrucción de nuestro país se produce por la concesión de independencias. Eso solo es la consecuencia. La destrucción de un país se produce por la destrucción del sistema educativo, sencilla y llanamente. Se imaginan ustedes dentro de veinte años el médico al que el bachillerato se lo han regalado, y el esfuerzo de estudiar le ha desaparecido antes de entrar en la universidad quien va a consultarle, o peor aun quien se va a tumbar en la camilla de operaciones. O el economista tendrá idea de lo que es un plan contable, o el arquitecto sabrá que las viviendas hay que comenzarlas por la cimentación y no por el techo. De aquí a veinte años los títulos obtenidos en España no tendrán valor alguno y el que quiera tener una titulación valida habrá de emigrar para conseguirlo. España en la miseria. Piensan ustedes, acaso, que la actual situación de España no es consecuencia de estar dirigida por ignorantes que por temor a perder el estatus social conseguido son capaces de cualquier barbaridad legal o social.

Las declaraciones de nuestro presidente acreditan su incompetencia y tendencia dictatorial. Acaso es propio de un presidente democrático decir a estas alturas "hemos vacunado a todo el mundo sin preguntar a quien votan". Pero bueno, es peligrosísimo que un presidente de un país diga esas palabras.

Imbecilidades de este tipo solo las puede decir quién piensa perpetuarse en el poder de cualquier manera. Y solo los dirigentes de dictaduras se perpetúan en el poder hasta que mueren.

Esta frase refleja el carácter manipulador de nuestro presidente. Lo hace en la pandemia, durante la pandemia y ahora, al final de la pandemia.
Fíjense ustedes la nueva propuesta de este gobierno. Se paralizara la expulsión de inmigrantes sin papeles si denuncian delitos de odio. Vean de qué manera se fomenta la mentira por este gobierno con la sola finalidad de hacer que las estadísticas favorezcan el sentimiento social de que aumenta los delitos de odio, clave esencial del ataque continuo con el que el gobierno pretende criminalizar a Vox y de esa forma hacer creer a la ciudadanía que el PP cuando pacte con ellos es un partido con las mismas ideas homófobas.

No existe en este gobierno otro fin que desprestigiar socialmente a todo cuanto no sea el propio gobierno con la única finalidad que el ciudadano vea en el gobierno el flotador para agarrarse y no ahogarse. Pero ojo al ciudadano este gobierno siempre lo mantendrá en el agua y con la amenaza del agua al cuello. Esa situación es el salvavidas de Sánchez y los suyos.

Autor

Fernando Guerrero

Fernando Guerrero

Ensayista

Esta web utiliza 'cookies'

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. En el siguiente enlace podrá consultar cómo puede cambiar la configuración u obtener más información. Saber más

Acepto